Un poco de historia de la cerrajeria

Ante la necesidad de proteger sus bienes, el hombre desarrollo medio que sustentaran la seguridad de sus pertenencias y de la vida de sus seres queridos ante los actos protagonizados por los delincuentes en busca de riquezas ajenas. La cerrajería surgió gracias a esa necesidad y si estas interesado en conocer un poco más de la historia de esta área es este artículo para ti. De la historia hasta la puerta de tu casa, un poco de la historia de la cerrajería.

La cerrajería

Es un oficio desarrollado para que los individuos pudieran asegurar sus objetos valiosos de los criminales que buscarán robarlos. Este oficio se encarga de la reparación, instalación, mantenimiento y creación de cerraduras, cerrojos, candados y llaves; de modo que no entren terceras personas a hurtarlo de las personas a las que le pertenecen.

Historia de la cerrajería

Hacia los orígenes de la historia la cerrajería formaba parte del oficio del herrero, antes de caer en su especialización técnica. Por tanto, la cerrajería se basó durante mucho tiempo en el talentoso arte de la forja, que iba poco a poco desarrollando mecanismos diversos para que solo los dueños pudieran acceder con su llave a abrir las puertas donde estaban colocados sus cerraduras como métodos de protección.

La fecha exacta cuando dejó de ser herrería para ser la cerrajería no se tiene precisa, pero se cree que fue en Asía o en Egipto donde pudieron ser los primeros en proteger sus bienes con esos objetos. Pronto los resultados de esta fueron tan exitosos que su éxito se fue expandiendo a culturas como la griega o la Siria, pronto la evolución en sus manos no se hizo esperar.

Pronto surgieron dos tipos diferenciados de cerradura que por la resistencia de sus materiales también determinaron a sus principales dueños, en el caso de los ricos usaban las cerraduras de hierro, mientras que los pobres debían defender lo que tenían con paupérrimas cerraduras de madera.

Del latín serrare, la palabra cerrajería significa cerrar y tras muchos años en proceso evolutivo se ha ido perfeccionando, para que su tecnología se reinventara en mano de los romanos, quienes aportaron el sistema de vuelta a la llave que nos acompaña hasta nuestros días.

En la edad media fueron tales sus avances que según sus complicados diseños simbolizaron a las familias con mayor poder económico, los cerrajeros se convirtieron en todos unos artistas y, sin embargo, el mayor logro de la época fue el pestillo.

Los inventos en torno a la cerradura no se hicieron esperar y en 1778 Roberto Barron llegó a un invento conclusión de una búsqueda: la cerradura de doble vaso, que fue un boom en el mundo de la cerrajería, marcando una subgénesis delimitativa entre dos eras de la cerrajería.

Entonces, en 1784, José Branah inventó la llamada cerradura resorte o cerradura de seguridad, que hasta los años 60 representó una misión imposible de las aperturas, cuando Alfred Charles consiguió abrirlas.

En 1818, un hombre logró un gran paso con la cerradura con detector, realizada por Jeremiah Chubb. Para luego, en 1857, de la mano de James Sargent se inventará la combinación de llave cambiable. Su éxito fue tal que luego del año 1873 la evolución de las cerraduras se basó en este modelo.

Para 1916 el hito de las cerraduras estaba bajo la óptica de Samuel Segal, quien inventaría las cerraduras que solo permitían ser cerradas por el interior, las Jemy prueba.

Pero quien marca la historia de la cerrajería del siglo XX es Harry Soref quien crea La cerradura master lock Company y la seguridad en cerrojos.

Importancia de los cerrajeros en la historia

Desde épocas remotas el oficio de cerrajero puso a sus practicantes es una posición peligrosa, cuando el rey los hacia jurar bajo pena de muerte que no brindarían la llave de su cerradura a ningún intruso, por eso mismo, desde tiempos inmemorables han tenido la seguridad de las personas en las manos. Y aunque en la actualidad no sea esta responsabilidad tan de vida o muerte como en esa era, el cerrajero tiene una gran importancia sobre todo cuando debes reemplazar las cerraduras tras haber perdido las llaves.

Antes era complicado también dedicarse a este oficio, pero hoy todo el que quiera emprender la actividad tienen en sus manos la oportunidad de acceder a cualquier curso de profesionalización y estudiar.

Además de salvarte la vida en momentos críticos en que tu puerta no abre o cuando debes cambiar la cerradura, tu profesional es el que te asesora en la comprar de diversos mecanismos para aumentar la seguridad en tu casa o en tu negocio poniendo en sus manos no solo la seguridad de tus bienes, sino el de tu familia.